CÓMO ENTENDER EL CONCEPTO DE EMPRENDIMIENTO

//CÓMO ENTENDER EL CONCEPTO DE EMPRENDIMIENTO

CÓMO ENTENDER EL CONCEPTO DE EMPRENDIMIENTO

Para comenzar, el concepto de emprendimiento, tiene diferentes significados, los cuales varían dependiendo de su contexto, un primer acercamiento a este termino nos explica que es el comienzo de una actividad que exige determinado esfuerzo y, que tiene también una importancia.

En otros campos podemos encontrar que el concepto de emprendimiento se relaciona directamente con una capacidad de emprender algo, acción que requiere de cierto arrojo y por el que la persona que emprende, también conocido como emprendedor, toma determinados riesgos, los cuales se materializan a través de dinero, de tiempo y de trabajo.

En términos generales, cuando se habla de emprendimiento, se debe entender como la oportunidad que tiene un individuo de realizar un proyecto, para lo cual, este necesitará de ciertas actitudes y aptitudes, que impulsan el desarrollo de su idea.  En el mundo de las empresas, este concepto siempre estará relacionado con la posibilidad de materializar proyectos empresariales, estos proyectos pueden tener finalidades y formas variadas, pueden apuntar a desarrollo de ideas innovadoras, o al mejoramiento de productos ya existentes.

Igualmente, podemos hablar de diferentes tipos de emprendimientos, por ejemplo cuando hablamos de un negocio físico como tal, o cuando hablamos de una tienda virtual.  Estos elementos son comunes en el marco del mundo empresarial, pero si rompemos un poco esa barrera, podemos encontrar otros tipos de emprendimientos que tienen como foco común el desarrollo integro de un proyecto.  Miremos que ejemplos de emprendimientos se pueden encontrar.

Emprendimientos empresariales

Cuando hablamos de una oportunidad de negocio, o de una iniciativa de empresa, hablamos siempre de un emprendimiento empresarial, entonces, definiríamos este tipo como una aptitud que se tiene para la generación y el desarrollo de una idea que apunta a la generación de ingresos.  El desarrollo de este tipo de proyectos supone una autonomía en términos financieros de parte del emprendedor, el cual se convierte en un proveedor de empleos para otras personas.

Emprendimientos sociales

Si en el anterior tipo de emprendimiento hablamos de un lucro individual, aquí hablamos de una búsqueda de beneficios en común.  Este tipo de emprendimiento apunta a la satisfacción de las necesidades de un colectivo, generalmente, a través de mecanismos organizativos.

Emprendimientos culturales

Son emprendimientos que buscan la conservación de patrimonios o de bienes culturales que tienen un fuerte valor simbólico en un territorio determinado.

Ahora, un elemento que es común al desarrollo de cualquiera de estos emprendimientos que hemos mencionado es la capacidad de gestión, y es que la gestión es la herramienta que potencia y fortalece un emprendimiento, por ejemplo, a nivel de empresa, una gestión eficiente puede ser el factor que determine el éxito de un negocio.  Ambos elementos no pueden ser separados y en cierta medida tienen una relación de simbiosis.

En conclusión, es importante entender un emprendimiento no solo como algo material, sino también como la capacidad de solventar un proyecto o una idea, una capacidad que permite poder ver oportunidades cuando las hay y que permite visualizar el como aprovechar esas oportunidades.

Aquí algunos de los artículos más populares que puedes consultar:

By | 2018-10-06T16:04:00+00:00 septiembre 15th, 2018|Blog|0 Comments

Leave A Comment